¿Qué hacen los museos rusos durante la cuarentena? Entrevista con Vladímir Opredelénov, subdirector del desarrollo digital del Museo Estatal de Artes Plásticas Pushkin

A causa del coronavirus la humanidad se encuentra en una situación insólita: millones de personas están confinadas en sus casas. Las instituciones culturales de todo el mundo han pasado al modo en línea, han lanzado múltiples recorridos virtuales y aumentado la actividad en las redes sociales.

En Rusia la cuarentena se decretó el 17 de marzo. ¿Están los museos rusos preparados para esta situación extrema? Con esta pregunta me he dirigido a Vladímir Opredelénov, el subdirector del desarrollo digital del Museo Pushkin que está situado en Moscú.

Los lectores de mi blog ya tuvieron la ocasión de conocer a Vladímir en la entrada publicada en 2017. Entonces, mucho antes de que estallara la epidemia, hablamos sobre las visitas virtuales elaboradas por el Museo Pushkin. Esta vez he pedido a Vladímir que me conceda una entrevista, en plena preparación para la cuarentena, cuando literalmente le quedaban tan solo unos minutos de tiempo libre. Sin embargo, ha accedido y me ha contado qué está pasando ahora mismo en los museos rusos.

Videoconferencia con Vladimir Opredelenov. La foto tomada durante el recorrido virtual por el Museo Pushkin. Foto: Irina Grevtsova

Irina Grevtsova: ¿Está preparado el Museo Pushkin para pasar al modo de cuarentena? ¿Cuáles son sus primeros pasos?

Vladímir Opredelénov: Ya dimos los primeros pasos en la elaboración de productos y servicios en línea hace unos años. En nuestra página web está disponible una gran colección de recorridos virtuales por las exposiciones anteriores y por la exposición permanente del museo.

Ahora estamos desarrollando una serie de proyectos en línea especiales. Hace dos semanas, en cuanto nos dimos cuenta de que se iba a decretar la cuarentena, nos pusimos enseguida a digitalizar 24 horas al día todas las piezas del museo. Desde entonces hemos preparado recorridos virtuales, grabado conferencias y abierto exposiciones en línea en el museo, que ya está cerrado al público.

El sábado pasado lanzamos asimismo un nuevo formato de visitas guiadas en línea con el uso de las vistas 360º que serán dirigidas en vivo por nuestros guías.

También hemos puesto en marcha el proyecto #НаединесПушкинским (Con Pushkin a solas). Es un medio en el que se van a publicar exposiciones en línea, impartir conferencias y llevar a cabo visitas guiadas mientras el museo permanezca cerrado. Tenemos previsto lanzar dos o tres proyectos más de este tipo.

Proyecto #НаединесПушкинским del Museo Pushkin. Foto: Irina Grevtsova

Además, estamos preparando una gran guía en línea por la nueva exposición de nuestro Departamento de Artes Gráficas. La exposición se grabó a puerta cerrada y ahora se está diseñando su modelo 3D junto con recorridos virtuales a base de fotos. Cuando se haya publicado el modelo virtual, podremos utilizarlo para organizar visitas guiadas con todo el abanico de posibilidades interactivas. Y, por supuesto, durante la cuarentena vamos a lanzar podcasts y emitir transmisiones en línea de forma ininterrumpida.

I.G.: Durante nuestra última conversación usted mencionó que el Museo no había utilizado la plataforma Google Arts and Culture para crear los panoramas, sino que había diseñado su propia tecnología. ¿Por qué? (Google Arts & Culture es la plataforma en línea gratuita más grande en la que están disponibles los panoramas de museos de todo el mundo – nota de I.G.)

V.O.: En primer lugar, los recorridos virtuales creados con el uso de Google Arts & Culture son de peor calidad. Además, Google realiza solo una grabación de las piezas en un momento determinado, así que el proyecto resulta, por así decirlo, petrificado. Nosotros, al contrario, cambiamos constantemente las exposiciones, las creamos por cuenta propia y las subimos a la red. Además, en Google Arts & Culture no se pueden subir panoramas ajenos, lo cual para nosotros es una gran limitación. Si pudiéramos subir nuestros materiales tal vez empezaríamos a utilizar esta plataforma.

En Rusia hay un sitio web культура.рф en el que están disponibles una gran cantidad de eventos culturales: podcasts, transmisiones en línea de contenidos culturales y mucho más.

I.G.: ¿Qué empresa se encargó de grabar las piezas de los museos rusos?

V.O.: La grabación de las piezas de la mayoría de los museos se realizó por encargo del Ministerio de Cultura de la Federación de Rusia. En 2014 se puso en marcha un amplio programa bianual de financiación y elaboración de recorridos virtuales. En nuestro museo la grabación la llevó a cabo la empresa museumplus.ru que diseñó un motor especial para nosotros. En 2017 enseñamos a los trabajadores del museo a hacer fotos panorámicas y a utilizar el sistema y, a partir de entonces, elaboramos por nuestra cuenta todas las exposiciones temporales. En la página web oficial del Ministerio de Cultura ahora están disponibles más de 400 recorridos virtuales por todo tipo de monumentos, museos, galerías de arte y conjuntos arquitectónicos de nuestro país.

Visitas virtuales en el portal cultura.ru. Foto: Irina Grevtsova

I.G.: Así que los museos rusos no utilizan Google Arts & Culture. Esta plataforma no goza de mucha popularidad.

V.O.: Google Arts & Culture estaba interesada en atraer a los museos rusos más importantes. Hace 4 o 5 años, los principales museos de nuestro país se incorporaron a este proyecto utilizando la tecnología Street View. Los demás, especialmente los pequeños, no eran de mucho interés para Google. Uno de los hándicap que pesaban para no incorporarse, era que las grabaciones se realizaban en tiempos muy ajustados, ya que tan solo se dedicaban un par de días a trabajar con un museo.

Vemos factible el uso de esta tecnología como alternativa, pero en ningún caso como parte de nuestro ecosistema.  Lo que si resulta interesante de participar En Google Arts & Culture es el hecho de poder tener en ella la página, pues esto permite mejorar la indexación y aumentar la cantidad de veces que se aparece en el buscador.

I.G.: ¿Están traducidas los portales de cultura rusas a los idiomas extranjeros?

V.O.: Un gran número de páginas web están disponibles en ruso y en inglés. No tenemos la posibilidad de traducir nuestros contenidos a todos los idiomas extranjeros, pero la página web del Museo Pushkin, por ejemplo, está parcialmente disponible en 8 idiomas. Traducir los materiales a las lenguas no nacionales comporta gastos adicionales. Si los usuarios requieren la traducción de nuestras páginas web o cualquier otro recurso en línea pueden utilizar el Google translator para hacer una traducción automática.

I.G. ¿Qué ventajas ofrece el modo en línea?

V.O.: Un nivel de accesibilidad muy alto. Cualquier persona puede conectarse desde cualquier lugar del mundo en todo momento. También es posible organizar eventos, dondequiera que estemos. Desde este punto de vista nos da una ventaja indudable. Pero también tiene sus contras: la gente puede acostumbrarse a estas comodidades, el consumo del contenido en línea irá creciendo y, después de cierto tiempo, cuando el museo ya esté abierto, nos veremos obligados a hacer transmisiones en línea con las salas vacías.

I.G.: ¿Qué estrategias en línea (vídeos, podcasts, exposiciones en línea) resultan más eficaces?

V.O.: Una cosa es eficaz si está bien hecha y se vende bien. Si a la gente le ha gustado, si cree en el producto lo utilizará. Un producto de calidad siempre acaba encontrando su usuario.

I.G.: Ya lleva mucho tiempo trabajando con el público en línea. ¿Cuáles son sus preferencias ahora?

V.O.: Hoy en día se ha generado una gran demanda de visitas guiadas con guía real.

I.G.: ¿Podría contarme un poco más sobre visitas guiadas de este tipo?

V.O.: La visita guiada se transmite en directo a través de una plataforma. Para participar, hay que apuntarse de antemano. A cada visita guiada se pueden inscribir entre 30 y 40 personas. El guía realiza el recorrido utilizando los panoramas del museo y ofreciendo al público distintas imágenes en cualquier orden. Gracias a esto, se puede generar la sensación de que la visita se lleva a cabo en el recinto del museo.

I.G.: ¿Así que, en nuestros tiempos y en las circunstancias en las que estamos cualquier persona puede acceder a las visitas virtuales gratuitas y realizar un recorrido guiado para su público?

V.O.: Sí, por supuesto. Es lo que queremos proponer a todos los museos del país. En principio, cualquier especialista capaz de desarrollar visitas guiadas puede hacerlo fácilmente en línea. Ya hablamos durante nuestra última conversación sobre la idea de diseñar este tipo de recorridos. No obstante, solo hemos podido ponerla en práctica ahora, estando en cuarentena.

I.G.: ¿Están todos los museos rusos preparados para pasar al modo en línea?

V.O.: Es difícil opinar sobre la situación de la totalidad de los museos. Son muy diversos y todos tienen distintas posibilidades a su alcance. Los museos grandes han podido adaptarse rápido a las nuevas circunstancias y trasladar su actividad al espacio en línea. Se han creado muchos programas y se ha llevado a cabo un trabajo muy intenso.

I.G.: ¿Qué es lo que la cuarentena va a enseñar a los museos y al público?

V.O.: No lo sé todavía, vamos a ver. Por lo menos, esta situación contribuirá a difundir la cultura digital y a que la gente aprenda a usar las llamadas de videoconferencia y los servicios de comunicación en línea.

I.G.: Y la última pregunta. Vamos a soñar un poco. Imaginemos que Usted tiene a su disposición todos los medios necesarios y no tiene que ceñirse a ningún tipo de limitaciones financieras. ¿Qué proyecto con el uso de las tecnologías llevaría a cabo durante la cuarentena?

V.O.: A día de hoy, estoy absolutamente convencido de que hay más que suficientes tecnologías capaces de conseguir un alto nivel de participación del público. Lo que falta es la cultura digital y los conocimientos básicos sobre cómo usar estas tecnologías. La principal limitación a la que nos enfrentamos es que la gente no posee los conocimientos necesarios y no quiere aprender algo nuevo que vaya más allá de cumplir con sus actividades habituales. Si la gente se tomara en serio el uso de los recursos digitales ahora no habría tanto revuelo y los servicios técnicos no estarían desbordados.

Por esto, junto con nuestros colegas del ICOM Russia, hemos iniciado un estudio sobre las competencias digitales de los funcionarios de museos. El objetivo principal de este proyecto es averiguar cómo las tecnologías digitales se emplean ahora en los museos para, con los datos obtenidos, elaborar los programas educativos correspondientes.

Siguiendo la recomendación de Vladímir, he asistido al webinar «Organización de las conferencias y visitas guiadas en línea sobre la base de los recorridos virtuales» en el que han participado más de 350 colegas rusos. En este webinar hemos aprendido a crear visitas guiadas en línea sin salir de casa. Este nuevo formato de visita guiada fue adoptado por el Museo Pushkin hace tan solo unos días y cobra especial relevancia durante la cuarentena. Voy a contar más sobre este recurso en otro post.

Captura de pantalla del webinar «Organización de las conferencias y visitas guiadas en línea sobre la base de los recorridos virtuales». Foto: Irina Grevtsova

Tras esta entrevista sprint se puede sacar la conclusión de que los museos rusos ya tenían preparada una batería de medidas para enfrentarse a la cuarentena, ofreciendo cientos de recorridos virtuales, webinars de formación gratuitos, grabaciones panorámicas de exposiciones y nuevos recursos educativos. La cuarentena se ha convertido en un trampolín para que los museos rusos se abran a nuevas oportunidades.

Sin embargo, todavía queda mucho trabajo por hacer, para formar a los funcionarios de museos y enseñarles a utilizar los recursos y las herramientas digitales.

Estaremos pendientes de cómo evolucionen las cosas en Rusia y seguro que nos alegraremos por los resultados del futuro de nuestros colegas porque, como ha dicho Vladímir, «ahora todo se encuentra literalmente hirviendo».

Agradecimientos

Quiero expresar mi más profundo agradecimiento a Vladimir por esta sincera y cautivadora conversación y por el entusiasmo y motivación que le ha dedicado.