Los millennials, sin duda, buscan experiencias

El 78% de la generación millennial prefiere gastar su dinero en “experiencias” intangibles que en “cosas” tangibles. En este aspecto es muy distinta de las generaciones anteriores, ya que los millennials prefieren vivir y consumir momentos memorables antes que cosas materiales, lo que en el campo económico es conocido como la Economía de la experiencia.

“Ir a un lugar en el que nunca he estado e intentar algo nuevo” es una de las frases más citadas entre las cinco más utilizadas al planear sus viajes (TripAdvisor, 2016). Las lista de las TOP 10 atracciones turísticas, edificios e iglesias antiguas ya no resultan relevantes. Lo que buscan son experiencias específicas, como conciertos, festivales de música, mejor de varios días de duración, eventos artísticos y culturales, destacando los culinarios.

Los datos recogidos por Eventbrite sobre el mercado millennial de los Estados Unidos confirman esta tendencia. Más de 8 de cada 10 millennials (82%), asisten o participan en experiencias en vivo, como fiestas, conciertos, festivales, artes escénicas y deportes temáticos. Como consecuencia los productos “experiencia” y “tour” ya se han convertido en una tendencia creciente en muchas compañías de viajes. 135 mil millones de dólares es el valor actual de tours y actividades y se esperan 183 mil millones para el 2020.

Sentirse como un local

Una de las prioridades clave de los millennials cuando viajan, es sentirse en el papel de un local. Quieren ir donde van los locales y hacer lo que ellos hacen. Buscan la máxima autenticidad. Prefieren vivir en bungalós o en casa de algún local que reservar un hotel. Cambian los transferes turísticos por ir en bicicleta, en transportes públicos o en compartir un coche. Aprovechan las oportunidades para apuntarse a una visita organizada por una persona local y para practicar los idiomas locales. Este estilo de viaje les permite obtener la “sensación de vivir como local de un lugar determinado” lo cual constituye una parte esencial de la experiencia.

Otra de sus formas de conectar con la cultura local es a través de la gastronomía. El 98% de los millennials calificaron “comer comida local” como algo que era muy importante cuando viajaban. De hecho, el 37% de los millennials evitan la comida “basura” cuando viajan. Quieren aprender acerca de los productos locales, conocer toda la cadena de valor y tener contacto directo con los cocineros.

Por su naturaleza son instagramers

La tercera característica de los millennials es son grandes aficionados a la fotografía. Dan por hecho que una imagen vale más que mil palabras. Por esto Instagram es la plataforma donde recurren para crear el storytelling de sus viajes y compartir, sin dudarlo, sus momentos más memorables.

 

Concluyendo, los millennials son un flujo de personas con alto potencial creativo. Sus valores van mucho más  allá  de lo digital. Son viajeros con diversos intereses culturales que buscan descubrir nuevos lugares y, a través de sus experiencias, quieren aprenden sobre nuevas culturas y de esta manera apreciar más el mundo que los rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *